Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | consultaenpositivo@gmail.com

Complejos psicológicos: el problema está en la autoestima

Complejos psicológicos: el problema está en la autoestima

Un complejo psicológico es más difícil de detectar que uno físico. Los complejos psicológicos surgen por desordenes emocionales que normalmente tienen su origen en la infancia. Algunos de estos complejos pueden ser superados teniendo una buena autoestima o mejorándola, pero muchos otros necesitan seguir un tratamiento por parte de un especialista.

Qué son
Cuando se habla de complejos, lo primero en lo que pensamos son en los complejos de tipo físico, aquellos que están relacionados con aspectos de nuestra imagen que creemos que son imperfectos. Pero también existen los complejos de tipo emocional o psicológico, que son mas difíciles de identificar y vencer.

Estos complejos son pensamientos exagerados, irracionales, que afectan a la actitud y comportamiento del sujeto, como sentirse inferior a los demás, o superior, o incluso tener tendencias suicidas. Los complejos psicológicos o emocionales llegan a afectar de manera muy negativa a la vida de las personas, tanto en el ámbito social como laboral. Y cuando la persona no puede superarlo por sí misma es cuando se necesita la ayuda de un profesional.

Tipos de complejos psicológicos
Algunos de los complejos de tipo psicológico están directamente relacionados con los problemas de autoestima, como los complejos de inferioridad y superioridad que hemos mencionado, pero la mayoría están relacionados con problemas psicológicos surgidos durante la infancia o al vivir situaciones traumáticas. Un ejemplo son los complejos de Edipo en los niños y de Electra en las niñas.

También encontramos complejos relacionados con la propia sexualidad y con la vida sentimental. En el caso de la sexualidad podemos mencionar el complejo de castración o el complejo de Dafne, y entre los complejos sentimentales se encuentran el complejo de la Bella y la Bestia y el de Otelo.

Los complejos psicológicos pueden afectar enormemente a la personalidad de la persona que los padece, como ocurre en el complejo de Narciso, el de Cenicienta o el de Hamlet. En estos casos, al ser complejos de tipo emocional originados en la etapa de la infancia, para superarlos puede ser necesario recurrir a la terapia conductual.

Leave a comment

Your email address will not be published.