Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | consultaenpositivo@gmail.com

Complejo de superioridad: Cómo se manifiesta y por qué surge

Complejo de superioridad: Cómo se manifiesta y por qué surge

El complejo de superioridad es uno de los trastornos de la personalidad el cual, en contra de lo que podría parecer, trata de ocultar una gran inseguridad y una enorme falta de confianza en uno mismo. Actitud burlona, arrogancia, vanidad, prepotencia, exaltación de uno mismo y de las propias cualidades… son aspectos muy característicos del complejo de superioridad.

¿Por qué hay personas que desarrollan este complejo, y cómo puede tratarse?

Manifestación del complejo
El complejo de superioridad es un trastorno en cierto modo patológico. Las personas que lo sufren se admiran y adoran a sí mismas y desprecian a los demás porque los consideran inferiores a ellos.

Las personas con complejo de superioridad aparentan una gran seguridad y confianza en sí mismas y no se caracterizan por escuchar a los demás. Se burlan de otros y actúan de manera prepotente, utilizando principalmente las expresiones “a mí…” o “yo…”. Al necesitar que les presten atención y les admiren, no dudan en hacer uso de la exageración y si es necesario mienten para adornar la realidad. Cuando alguien tiene éxito, lo desprecian y critican.

Por qué se desarrolla el complejo
En la mayoría de los casos el complejo de superioridad está causado por un complejo de inferioridad existente. Es una respuesta inconsciente a un problema de sensación de inferioridad para tratar de compensar aquello que no pueden superar. Esta actitud de superioridad actúa como una máscara.

En ocasiones, aunque no es lo habitual, el complejo de superioridad se desarrolla como consecuencia de la educación recibida en la infancia, por parte de unos padres que le han hecho creer que es el mejor en todo. Cuando esto ocurre, este complejo está muy relacionado con los delirios de grandeza.

Tratamiento del complejo
Normalmente las personas que padecen complejo de superioridad no buscan ayuda dado que, además, no sufren tanto. Pero en ocasiones esas mismas personas necesitan confiarle a alguien lo que les ocurre y, cuando lo hacen ante un especialista, terminan reconociendo esa inseguridad y sensación de inferioridad que sienten.

La Terapia Cognitivo Conductual es la más utilizada para tratar este complejo, enseñando al paciente que cuentan con muchas cualidades positivas sin necesidad de alardear de su supuesta superioridad y que su valor como persona no depende de ser o no superior a otros.

Leave a comment

Your email address will not be published.