Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | consultaenpositivo@gmail.com

Los cambios de humor que llegan con el otoño

Los cambios de humor que llegan con el otoño

Hace unos pocos días que ha llegado el otoño, y con el nos hemos despedido tanto de la estación anterior como de las vacaciones, que para algunos son ya algo muy lejano y para otros comienza a serlo. Volver al trabajo, a las clases… de nuevo nos vemos inmersos en la rutina del día a día y el ritmo de vida acelerado que solemos llevar.

Pero con el otoño no sólo vuelve la rutina diaria, sino que a veces también llegan ciertos cambios negativos en el estado de ánimo. En esta época notamos unas señales, que son algo completamente normal en el ser humano, asociadas a los cambios a nivel fisiológico que experimentamos debido al cambio en el clima propio de esta estación, y que a medida que se acerca el invierno se incrementan.

El primero de los cambios viene debido al descenso en la cantidad de horas de luz solar, y es el aumento de los niveles de melatonina y el descenso de la serotonina, que se encargan de regularizar tanto el sueño como el estado de ánimo. Así, al alterarse los niveles de ambas, nuestro humor puede ser más bajo, nuestra motivación desciende, concentrarnos nos resulta más difícil, y podemos tener problemas para dormir y sentirnos más irritables.

No hay que confundir estas sensaciones con la depresión invernal o el trastorno afectivo estacional. Esta patología se da de manera cíclica en las mismas estaciones del año, su duración es larga y el porcentaje de la población a la que afecta no es alto. En este trastorno se notan notablemente y pueden incapacitar a la persona y afectar gravemente a su vida diaria. Pero en el caso de estos cambios propios del otoño, las señales son más sutiles y no nos perjudican de manera grave.

Pero que esto sea algo normal y no nos afecte gravemente no quiere decir que no hagamos nada para mitigar el efecto que tiene sobre nuestro estado de ánimo. Algo de gran ayuda es ayudar a nuestro cuerpo a regularse a través de unos hábitos de alimentacíon adecuados, con una dieta variada y que nos aporte vitaminas, sobre todo las vitaminas B y C. Además, hacer ejercicio mejorará nuestro estado de ánimo y el cansancio nos ayudará a dormir mejor.

Además, no hay que utilizar como excusa la disminución de las horas de luz para dejar de hacer cosas que hacemos habitualmente en los meses más agradables, como salir con los amigos, pasar tiempo con la familia, ir a pasear… Dedicarnos algo de tiempo a nosotros mismos y a pasarlo bien no sólo es importante, sino que además nos ayudará a disfrutar del otoño en lugar de verlo como una estación desagradable.

Porque, al fin y al cabo, podemos o bien entristecernos por los colores que se han ido, o apreciar los que llegan.

Leave a comment

Your email address will not be published.