Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | consultaenpositivo@gmail.com

La gratitud, una fortaleza muy beneficiosa

La gratitud, una fortaleza muy beneficiosa

La gratitud es una fortaleza psicológica que nos aporta felicidad, fuerza, y un gran sentido a nuestra vida. Esta cualidad aparece en multitud de historias y personajes de la literatura y el cine, y existen estudios que han demostrado que ser agradecido mejora la vida de las personas.

Beneficios que aporta la gratitud
Cuando se habla de gratitud a menudo se asocia hacia el agradecimiento que sentimos por un favor que nos han hecho o por algo material como recibir un reglo. Pero ser agradecido también se tiene que aplicar a la presencia de una persona querida, un momento de paz y belleza, una vida plena o un momento que hemos vivido.

Algunos de los estudios a los que hacíamos referencia son los que llevaron a cabo los especialistas McCollough y Emmons para analizar los efectos que provoca la gratitud en el bienestar no sólo mental y emocional sino también físico. De esas investigaciones se pudo comprobar el efecto positivo muy poderoso que la gratitud ejerce sobre nuestra vida. Los psicólogos estudiaron la manera en que se expresa la gratitud, como escribir cartas de agradecimiento, compararse con otros que se encuentran en peor situación, dar las gracias, pensar en la persona a quien se agradece algo, analizar la propia conciencia y cambiar los pensamientos de tipo negativo por otros de agradecimiento.

Las conclusiones de sus estudios fueron que aquellas personas que son agradecidas habitualmente se sienten mejor con la vida que llevan, tienen más optimismo, practican ejercicio de manera más habitual y tienen menos sítomas de estar enfermas.

El altruismo y la calidad de las relaciones personales también se ven beneficiados cuando se mantiene una actitud agradecida, y la sensación de conexión con los demás y los beneficios interpersonales también son mayores. Además, se pudo comprobar que la gratitud ayuda a ser más resiliente y superar mejor el estrés.

Otras investigaciones han comprobado los efectos negativos que ejercen la inseguridad, los celos o la envidia sobre la gratitud. Esto es asó porque es necesaria una actitud sólida ante la vida y una autoestima adecuada para ser agradecido, ya que difícilmente podremos mostrar agradecimiento si pensamos que no valemos nada o que nuestra vida es terrible.

En definitiva, ser agradecidos y mantener una actitud positiva tendrá un efecto muy beneficioso en nosotros y nos hará superar obstáculos y sentir que nuestra vida tiene más sentido.