Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | consultaenpositivo@gmail.com

Cómo afectan los celos a la vida en pareja

Cómo afectan los celos a la vida en pareja

Se puede decir que todos sentimos celos alguna vez. Es una emoción completamente natural ante el temor o la amenaza de perder a nuestra pareja o a que ésta nos engañe. También existen los celos con los amigos, con compañeros de clase o de trabajo, y con hermanos.

Sentir alguna vez celos en la relación de pareja es normal, especialmente si la relación está viva y la otra persona nos importa mucho. El problema de los celos surge cuando pasan a ser patológicos, provocando miedo, ansiedad y un malestar psicológico que no es nada sano y que hace que la relación que antes se veía como segura comience a ser problemática y las discusiones sean habituales.

Los celos suelen surgir cuando se tiene la sospecha la existencia de una tercera persona que ponga en peligro la relación. Esto puede ser porque la pareja sienta cierto cariño hacia ella o pensemos que la prefiere a nosotros.

Que se tengan más o menos celos no quiere decir que queramos más o menos a nuestra pareja. Es más, el significado de los celos está bastante lejos del amor, ya que lo que hacen es dañar la relación y sólo generan desconfianza.

No se debe permitir que los celos acaben con la relación
Los celos suelen venir acompañados de miedo, ansiedad y tristeza. La atención suele centrarse en el origen de las dudas y el supuesto peligro se experimenta como algo muy real que provoca incapacidad de apreciar todas las pruebas que confirmen la fidelidad de la pareja. Solemos olvidar que está con nosotros porque nos ha elegido por delante de todos los demás.

Para la pareja, la situación le hace sentir controlada, agobiada y presionada. Es posible que al principio los celos hagan que se sienta querida, pero a largo plazo el tener que dar explicaciones a todas las preguntas y dudas se vuelve insoportable. Aparece entonces la frustración y el riesgo de que nos mienta o nos oculte información para evitar malas interpretaciones y discusiones.

Todo esto puede deteriorar tanto la relación que al final se produzca la ruptura.