Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | consultaenpositivo@gmail.com

Cómo combatir el estrés laboral

Cómo combatir el estrés laboral

Casi cualquiera de nosotros ha experimentado alguna vez estrés laboral. A menudo, no suele tratarse de situaciones que lleguen a ser más graves (como por ejemplo el necesitar terminar la tarea dentro de un plazo concreto).

El problema llega cuando el estrés se mantiene en el tiempo o se convierte en crónico. Entonces es necesario actuar porque pone en riesgo nuestro bienestar físico y mental.

Los factores que pueden hacer aparecer el estrés laboral son diversos. Entre ellos podemos encontrar las tareas ambiguas o contradictorias, la falta de motivación o satisfacción, las elevadas cargas de trabajo o las pocas posibilidades de promoción o de aumento de salario.

Las primeras consecuencias no se hacen esperar y llegan en la forma de trastornos del sueño, dolor de cabeza y de estómago, y problemas para concentrarse. Cuando el estrés se prolonga en el tiempo estas consecuencias pueden ser más serias y debilitar el sistema inmunológico, aumentar la presión arterial (y el riesgo de padecer trastornos cardiovasculares), causar obesidad, y provocar insomnio o problemas más serios como la ansiedad y la depresión.

Cómo puede evitarse
El estrés laboral puede prevenirse y combatirse siguiendo ciertos consejos:

  • Identificar la causa. Una de las sugerencias es detectar los patrones de estrés y los factores que provocan su aparición. Para ello, durante un par de semanas se puede llevar un registro de las situaciones que lo provocan y la respuesta que se tiene ante ellas. Es necesario anotar todos los detalles como el lugar donde ocurrió, quiénes estaban presentes, la reacción que se ha tenido, y lo que se ha sentido y pensado.
  • Mantener hábitos saludables. Plantar cara al estrés es más sencillo sin se dedica tiempo a hacer ejercicio, a disfrutar de aquello que nos gusta hacer, y tienen unos hábitos de sueño adecuados.
  • Establecer límites respecto al trabajo. En la actualidad, la tecnología no sólo hace posible poder trabajar desde cualquier parte sino también estar localizable y disponible en todo momento y en cualquier lugar. Esto provoca que apenas exista un límite entre la vida laboral y la personal. Es necesario limitar esto, para no estar chequeando el correo electrónico del trabajo todo el rato o las llamadas de teléfono relacionadas con nuestra jornada laboral.
  • Relajación tanto dentro como fuera del trabajo. Debemos centrarnos en una sola tarea en lugar de querer hacer varias cosas a la vez. Y cuando no estemos trabajando, la meditación y los ejercicios de respiración son una buena manera de alejarse el estrés.
  • Aceptar el apoyo de las personas cercanas. La ayuda de amigos y familiares hace más fácil que podamos gestionar mejor el estrés.
  • Tomarse días libres. Si nos quedan días libres o de vacaciones que no hemos disfrutado, debemos tomárnoslos y utilizarlos para relajarnos y descansar. Así, al volver al trabajo tendremos energías renovadas para dar lo mejor de nosotros mismos.
  • Ayuda profesional. Si a pesar de seguir estos consejos el estrés laboral persiste, se recomienda buscar la ayuda de un especialista.